RSS

LAS FUERZAS DE LA SITUACIÓN EN LA CONDUCTA: UNA MIRADA AL COMPORTAMIENTO MALÉVOLO.

30 Oct

El efecto lucifer o la fuerza de la situación.

Hace poco más de 40 Philip Zimbardo, psicólogo social de la Universidad de Stanford realizó un experimento social que lo llevó a estudiar el poder de las fuerzas situacionales en la conducta humana.

Recién en el año 2008 publicó su libro: El efecto lucifer. Comprendiendo cómo la gente buena se convierte en mala, (España: Editorial Paidós Ibérica), en el que analiza una serie de mecanismos comportamentales de los seres humanos y advierte que las causas de la conducta perversa no hay que buscarlas particularmente en los rasgos de personalidad, sino esencialmente en el impacto que sobre el individuo ejercen las poderosas fuerzas situacionales, que configuran el ambiente en que se desenvuelven.

Zimbardo enfatiza que a pesar de elllo, la conducta puede ser moldeada y encaminada hacia el bien o hacia el mal, por ese impacto  de las características de una situación y también por la dinámica del grupo social en el que los seres humanos vivimos y convivimos.

Como ejemplo se hace alusión a los hechos suscitados en la cárcel de Abu Ghraib, en que soldados estadounidenses cometieron abusos sobre prisioneros iraquíes en esa cárcel militar.


Jóvenes soldados que nunca habían manifestado un comportamiento similar se transformaron en crueles y sádicos contra quienes sus sistema consideraba “enemigos” luego de los atentados del 11 de septiembre. Jóvenes que después de ser juzgados y sancionados por su conducta volvieron a ser quienes eran antes.

¿Cómo y por qué personas buenas y comunes se convierten en seres malos y perversos?

Los estudios realizados por el Dr. Zimbardo llegan al punto de asociar esencialmente esta transformación a la fuerza de una situación determinada. E esto lo denomina como Efecto Lucifer, en alusión al relato bíblico en el que se narra que el ángel favorito de Dios lleno de soberbia es expulsado del paraíso y termina por convertirse en satanás.

Todo el estudio de Zimabrdo emepzó en 1971 cuando decidió recrear una experiencia de una cárcel ficticia que acabó por atrapar a quienes en ella participaron -incluyendo al propio Zimbardo- en la situación que ellos mismo habían creado. El estudio conocido como el Experimento de la cárcel de Stanford, probó años después, que las causas de la conducta perversa tienen un esencial origen  en particualres condiciones situacionales y sistémicas que estructuran el entorno.

Como se explicó antes, desde esta perspectiva se sabe que las condiciones situacionales y la dinámica grupal que enfrentan las personas, pueden moldear para bien o para mal la conducta de los seres humanos. En esta serie de videos documentales, se observan algunas escenas originales del experimento y un recorrido referencial cuyo anfitrión es el propio Zimbardo. También se observa a los participantes que narran su experiencia unos meses después del experimento y en el caso de uno de ellos, años después.

Los seres humanos tienen la capacidad de aprender a ser buenos o malos con independencia de la herencia genética, su personalidad o el legado familiar: cualquier ser humano, tú o yo, puede llegar a renunciar a su humanidad movido por una situación o una ideología asumida irraccionalmente o incluso llegar a cumplir órdenes atroces de autoridades que etiquetan a otrsos seres humanos como enemigos.

La moralidad y los sentimientos humanitarios pueden legar a desconectarse  si existen  fuerzas sistémicas capaces de fomentar y alimentar la maldad.

Guardadas las proporciones, si se evocan nombres como Adolf Eichmann, Radovan Karadzic, François Duvalier, Francisco Franco, Cho Seung Hui, Eric Harris Y Dyland Klebold  Santiago  Meza López, y careciaramos de los datos de la historia, pasarían ante nuestros ojos como seres humanos de distintas nacionalidades. Todos y cada uno de ellos tiene una historia personal, con una infancia y juventud, pero también todos comparten en su haber conductas genocidas y crueles en contra de otros seres humanos. ¿Hasta donde la fuerza de la situación como el poder o las circunstancias del sistema, pueden convertir a personas comunes en multihomicidas?

Sin embargo no todo está perdido, no todo puede estar perdido. Precisamente una de las grandes ventajas de la humanidad es su capacidad de explorar y comprender el mundo social que ha creado y aplicar lo aprendido a mejorar su vida, como establece el mismo investigador. Una de las tareas de la psicología sociales ayudar a las personas a alejarse del mal y a resistir el impacto indeseable de las influencias sociales.

La misma potencialidad que tiene el ser humano para hacer el mal, la tiene para hacer el bien.

 
2 comentarios

Publicado por en 30 octubre, 2011 en INFORMACIÓN

 

2 Respuestas a “LAS FUERZAS DE LA SITUACIÓN EN LA CONDUCTA: UNA MIRADA AL COMPORTAMIENTO MALÉVOLO.

  1. perla

    6 noviembre, 2011 at 20:21

    Profesor quisiera saber sobre la influencia que puede ejercer un líder dentro de una sociedad!!. me podría mencionar algunos artículos sobre esto???

     
    • José Antonio Dzib S.

      8 noviembre, 2011 at 07:42

      Te envío a tu correo los vínculos de algunos libros que puedes consultar por internet sobre el tema. Saludos.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: