RSS

CONDUCTA PROAMBIENTAL. ¿SI NO ERES TÚ QUIÉN, SI NO ES AHORA CUÁNDO? Teresa de Calcuta

14 Feb

PSICOLOGÍA Y AMBIENTE

Se considera que tres aspectos relativamente interrelacionados son los que conforman el interés y los dominios de la Psicología Ambiental: el estudio del medio construido y sus implicaciones para el comportamiento humano; el desarrollo de modelos explicativos de los fenómenos de interacción del individuo y del espacio; así como el estudio de aspectos específicos (dimensiones moleculares) del ambiente sobre el comportamiento humano, tales como los trabajos sobre efectos del ruido, o de las variaciones climáticas o térmicas o la calidad del aire, entre otros.

Es nuestro deber como personas y como profesionales del comportamiento, comprender que los problemas ambientales no sólo se vinculan a la carencia de habilidades de las personas para proteger el entorno, sino que implican también actitudes. motivaciones y creencias de personas que estiman como exagerados los riesgos ambientales, y con su desinterés y pasividad están contribuyendo de manera  sustancial al deterioro planetario.

Con mucha razón Vlek (2000), establece que el agente causal del desequilibrio ambiental es el ser humano, por lo cual el control de la contaminación y la protección de los recursos naturales requieren cambios en la conducta individual, en toda actividad humana como el consumo, los negocios, la industria o la agricultura.

Nuestro país y en el mundo, se han puesto en marcha programas para detener el deterioro ambiental, pero es evidente que han sido insuficientes; Malthus elaboró un paradigma que aplicado al cuidado ambiental podría establecer, que mientras  los esfuerzos a favor del ambiente avanzan en términos aritméticos, en tanto que las acciones para su destrucción lo hacen de forma geométrica, es decir, que mientras las acciones amigables con nuestro entorno se construyen de una en una, la devastación avanza de manera exponencial.

Por ello todos estamos obligados a construir solidariamente un mejor ambiente. Nadie sobra, todos somos indispensables para el logro del bien común. Todos dependemos de todos. Y en materia ambiental esta verdad es aún mayor. El bienestar propio implica el de los demás y el individualismo absoluto es la premisa del egoísmo.

Las acciones que adoptemos hoy para cambiar  nuestra actitud hacia el ambiente tendrán consecuencias que perdurarán para las generaciones venideras; de la misma forma que será prácticamente imposible revertir el deterioro en el futuro, si continuamos con la pasividad, o peor aún, con la indiferencia. Todos somos parte del problema; por tanto, a todos nos corresponde aportar nuestra cuota de solución. Es por nuestro país. Es por la humanidad.

En este espacio compartiremos algunas reflexiones e ideas sobre lo que nuestra disciplina y de manera fundamental lo que nuestra actitud puede hacer a favor del ambiente y de la vida, de nuestra generación y de las futuras generaciones.

El ser humano sabrá el verdadero valor del dinero, cuando en el mundo no haya ni un animal más que cazar, un pez más que pescar o un árbol más que talar.
Carl Sagan.

 

Vlek, C. (2000). Essential psychology for environmental policy making, International Journal of Psychology, 35, 153-167.

 

 

SEVERN SUZUKI.

La niña que silenció al mundo.

Severn Suzuki, de origen canadiense, recaudó dinero con miembros de su organización infantil denominada Environmental Children’s Organization (ECO) y en 1992, a la edad de 13 años, asistió a la  Cumbre de Medio Ambiente y Desarrollo The Earth Summit, celebrada por la ONU en Río de Janeiro, Brasil. Pronunció un discurso sencillo y devastador, que aún resuena en la conciencia social.

 

Discurso traducido de Severn Suzuki:

Hola, soy Severn Suzuki y represento a ECO (Environmental Children’s Organization). Somos un grupo de niños de 12 y 13 años de Canadá intentando lograr un cambio: Vanessa Suttie, Morgan Geisler, Michelle Quigg y yo. Recaudamos nosotros mismos el dinero para venir aquí, a cinco mil millas, para decirles a ustedes, adultos, que deben cambiar su forma de actuar. Al venir aquí hoy, no tengo segundas intenciones. Lucho por mi futuro.
Perder mi futuro no es como perder unas elecciones o unos puntos en el mercado de valores. Estoy aquí para hablar en nombre de todas las generaciones por venir. Estoy aquí para hablar en defensa de los niños hambrientos del mundo cuyos lloros siguen sin oírse. Estoy aquí para hablar por los incontables animales que mueren en este planeta porque no les queda ningún lugar adonde ir. No podemos soportar no ser oídos.
Tengo miedo de tomar el sol debido a los agujeros en la capa de ozono. Tengo miedo de respirar el aire porque no sé qué sustancias químicas hay en él. Solía ir a pescar en Vancouver, mi hogar, con mi padre, hasta que hace unos años encontramos un pez con cáncer. Y ahora oímos que los animales y las plantas se extinguen cada día, y desaparecen para siempre.
Durante mi vida, he soñado con ver las grandes manadas de animales salvajes y las junglas y bosques repletos de pájaros y mariposas, pero ahora me pregunto si existirán siquiera para que mis hijos los vean.
¿Tuvieron que preguntarse ustedes estas cosas cuando tenían mi edad?
Todo esto ocurre ante nuestros ojos, y seguimos actuando como si tuviéramos todo el tiempo que quisiéramos y todas las soluciones. Soy sólo una niña y no tengo soluciones, pero quiero que se den cuenta: ustedes tampoco las tienen.
No saben cómo arreglar los agujeros en nuestra capa de ozono. No saben cómo devolver los salmones a aguas no contaminadas. No saben cómo resucitar un animal extinto. Y no pueden recuperar los bosques que antes crecían donde ahora hay desiertos.
Si no saben cómo arreglarlo, por favor, dejen de estropearlo.
Aquí, ustedes son seguramente delegados de gobiernos, gente de negocios, organizadores, reporteros o políticos, pero en realidad son madres y padres, hermanas y hermanos, tías y tíos, y todos ustedes son hijos.
Aún soy sólo una niña, y sé que todos somos parte de una familia formada por cinco mil millones de miembros, treinta millones de especies, y todos compartimos el mismo aire, agua y tierra. Las fronteras y los gobiernos nunca cambiarán eso.
Aún soy sólo una niña, y sé que todos estamos juntos en esto, y debemos actuar como un único mundo tras un único objetivo.
Aunque estoy enfadada, no estoy ciega, y, aunque tengo miedo, no me asusta decirle al mundo cómo me siento.
En mi país derrochamos tanto… Compramos y desechamos, compramos y desechamos, y aún así, los países del Norte no comparten con los necesitados. Incluso teniendo más que suficiente, tenemos miedo de perder nuestras riquezas si las compartimos.
En Canadá vivimos una vida privilegiada, plena de comida, agua y protección. Tenemos relojes, bicicletas, ordenadores y televisión.
Hace dos días, aquí en Brasil, nos sorprendimos cuando pasamos algún tiempo con unos niños que viven en la calle. Y uno de ellos nos dijo: “Desearía ser rico, y si lo fuera, daría a todos los niños de la calle comida, ropa, medicinas, un hogar, amor y afecto”.
Si un niño de la calle que no tiene nada está deseoso de compartir, ¿por qué nosotros, que lo tenemos todo, somos tan codiciosos?
No puedo dejar de pensar que esos niños tienen mi edad, que el lugar donde naces marca una diferencia tremenda. Yo podría ser uno de esos niños que viven en las favelas de Río; podría ser un niño muriéndose de hambre en Somalia; un niño víctima de la guerra en Oriente Medio, o un mendigo en la India.
Aún soy sólo una niña, y sé que si todo el dinero que se gasta en guerras se utilizara para acabar con la pobreza y buscar soluciones medioambientales, la Tierra sería un lugar maravilloso.
En la escuela, incluso en el jardín de infancia, nos enseñan a comportarnos en el mundo. Ustedes nos enseñan a no pelear con otros, a arreglar las cosas, a respetarnos, a enmendar nuestras acciones, a no herir a otras criaturas, a compartir y a no ser codiciosos.
Entonces, ¿por qué fuera de casa se dedican a hacer las cosas que nos dicen que no hagamos?
No olviden por qué asisten a estas conferencias: lo hacen porque nosotros somos sus hijos. Están decidiendo el tipo de mundo en el que creceremos. Los padres deberían poder confortar a sus hijos diciendo: “todo va a salir bien”, “esto no es el fin del mundo” y “lo estamos haciendo lo mejor que podemos”.
Pero no creo que puedan decirnos eso nunca más. ¿Estamos siquiera en su lista de prioridades? Mi padre siempre dice: “Eres lo que haces, no lo que dices”.
Bueno, lo que ustedes hacen me hace llorar por las noches. Ustedes, adultos, dicen que nos quieren. Los desafío: por favor, hagan que sus acciones reflejen sus palabras.
Gracias.
 
11 comentarios

Publicado por en 14 febrero, 2011 en PSICOLOGÍA VERDE

 

11 Respuestas a “CONDUCTA PROAMBIENTAL. ¿SI NO ERES TÚ QUIÉN, SI NO ES AHORA CUÁNDO? Teresa de Calcuta

  1. MAYUMI GUTIÉRREZ VEGA

    23 agosto, 2011 at 22:19

    Algún autor,no recuerdo el nombre hablaba sobre una “crisis de humanidad” que se ha estado viviendo por muchos años;ya sea hambruna, guerras civiles o desinterés ambiental no son datos ajenos o que desconoscamos, pero ¿cuando haremos algo?¿Cuándo Mayumi hará algo?. Tiene razón el autor del texto si ejercemos un cambio por mínimo que sea las generaciones venideras nos lo agradeceran.

     
  2. HOSSE PAKKO

    30 marzo, 2011 at 11:43

    PSICOLOGIA AMBIENTAL; OH K BUENOS RECUERDOS…..Y MAS CUANDO REALIZABA MI TESIS….ES INTERESANTE QUE LA PSICOLOGIA ESTE RELACIONADA CADA DIA MAS, CON LO QUE SUCEDE CON Y PARA EL HOMBRE….APOYO QUE EL HOMBRE ES EL UNICO CAUSANTE DE LO QUE AHORA VIVE….Y ES MUY BUEN PUNTO QUE, CUANDO NO HAYA MAS QUE DESGASTAR DE ESTA CASA (NATURALEZA), QUE MAS HARA EL HOMBRE POR “SUBSISTIR” QUE ES LO QUE SIGUE….EL SABERLO NO ESTA TAN LEJOS….
    AHORA NOS DAMOS CUENTA DE LO QUE SUCEDE EN EL PLANETA Y DE LA MAGNITUD QUE SERA LA FACTURA QUE NOS VA A COBRAR EL PLANETA……
    NO SE TRATA DE SOLO LEER Y OPINAR, QUE ESTA BIEN O ESTA MAL….DEBEMOS ACTUAR….SIN IMPORTAR QUE HAGA O NO HAGA EL DE AL LADO….CADA QUIEN ES RESPONSABLE DE LO QUE HACE….PONGAMOS CADA QUIEN UN GRANITO DE ARENA Y LOGRAREMOS GRANDES COSAS………………………………………………………………………

     
  3. Haslel Vasti

    6 marzo, 2011 at 15:46

    hola Lic. oiga las personas que no asistimos a la clase del día en que se vio la película podemos dar nuestro punto de vista o algún comentario sobre la misma???

     
  4. Karina Hernández. 803

    5 marzo, 2011 at 19:12

    Realmente las acciones de cada uno de los hombres y mujeres que integran este lugar llamado tierra, es relevante para la sobrevivencia de todo, ya que si tendríamos esa delicadeza de no tirar basura, quizá muchas de las especies marinas no estarían extintas, o acaso no cortáramos los arboles para un rato de diversión, mas generaciones tendrían un respiro puro, sin químicos, no es cuestión del gobierno, tampoco de los programas del ambiente, mucho menos de los recolectores de basura… no, es cuestión de todos, esa lucha constante que podría formarse como una cadena podría evitar muchas atrocidades que surgen en nuestra sociedad por negligencia.

     
  5. Miranda Camacho Itzel Amacalli 803

    5 marzo, 2011 at 12:20

    En ocasiones decimos que vamos a cambiar, pero cuando se da el momento no lo hacemos y porque? porque no nos importa, lo dejamos de lado, decimos que otros lo hagan, o simplemente decimos: “mañana lo hago no hay prisa”. Y con ello no lograremos que el mundo cambie, ya que debemos empezar por uno mismo aunque sea con algo muy pequeñito, como por ejemplo, inculcando actividades en nuestra propia familia ya que de ahí empieza nuestra educación. Debemos de hacer consciencia de lo que esta pasando porque el tiempo es muy corto, algunos de nosotros solo vivimos el presente y nos nos damos a la tarea de visualizar lo que en unos dos o tres años pueda pasarle a nuestro planeta.

     
  6. Ivon Vanessa

    4 marzo, 2011 at 15:49

    hola lic. me parece muy importante el mensaje que nos quiere dar la niña, ya que en la actualidad nos preocupamos mas por otras cosas que por cuidar nuestro medio ambiente ya que si no lo cuidamos terminaremos por destruirnos a nosotros mismos, es de suma importancia que hagamos algo pero todo esto tienen que ver con la cultura que tienen cada uno de nosotros, y esto es muy dificil de cambiar, pero si queremos algo mejor para nuestro hijos debemos empezar por nosotros mismos.

     
  7. Rocio 803

    4 marzo, 2011 at 12:21

    El cambio empieza por nosotros mismos y si no lo hacemos ahora, cuando reaccionesmos será demasiado tarde y ya no habra solución. el medio ambiente es una parte fundamental para nuestra existencia es por ello que debemos cuidarlo y protegerlo. En muchas ocasiones le damos prioridad a cosas insignificantes, ignorando a las que realmente lo ameritan, ahora debemos hacer conciencia de lo que esta haciendo cada uno de nosotros para evitar todo esto.

     
  8. marisol Jimenez de la Luz

    1 marzo, 2011 at 16:58

    hola. 801.. sorprendente lo que dice…. es algo realmente que analizar y sin darnos cuenta es cierto todo lo que refiere, gracias por esta informacion…es muy interesante. quien diria que estamos destruyendo algo que estan importante para vivir… este es un mensaje para todos esperemosque todos hicieramos algo asi… pero para esto hay que iniciar cambiando uno mismo

     
  9. Julio Eduardo Alcántara S. 801

    15 febrero, 2011 at 17:50

    este video me recuerda al discurso emitido por Mario Moreno “cantinflas” en su película “su excelencia”, no por el contenido temático, sino por el significado y el mensaje que se da. la raza humana es la única que destruye por placer y egoísmo y aun así nos autodenominamos seres pensantes Y racionales.
    en el seminario de psicología ambiental usted nos pregunto ¿qué están haciendo ustedes para evitar y prevenir? y yo retomando eso repito la pregunta ¿QUE ESTAMOS HACIENDO CADA UNO DE NOSOTROS PARA EVITAR MAS DE LO QUE HABLO SUZUKI?

     
  10. Yvette Cortes

    14 febrero, 2011 at 22:00

    Si no cambiamos nosotros mismos el mundo entero jamas lo hara, muchos concideramos que el medio ambiente no es importante para nuesra vida, pero asi como cuidamos de nuestra vida debemos cuidar lo que nos rodea, en este caso me viene a la mente la pelicula de walle en el que el mundo se ve contaminado y los humanos terminan como personas que ni siquiera saben que hay a su alrededor pues la tecnologia y el mundo virtual hicieron que se enagenaran las personas y creer que solo existe ese mundo, lamentablemente nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde y no debemos esperar a que suceda una catastrofe para remediar las cosas, es verdad que nada nos pertenece, pero pensemos en nosotros y en los demas!!!

     
    • José Antonio Dzib S.

      16 febrero, 2011 at 15:36

      Consideren éste como el primer pequeño paso para cambiar; no importa que sólo seamos tres; en otras partes del mundo habrá otros tres seguramente, lo que hagamos hoy y mañana ¡sí importa!

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: